Seleccionar página

Por estas razones debes agendar visitas periódicas al ginecólogo

Muchas mujeres están apreciando cada vez más el valor de visitar regularmente al ginecólogo, debido a los descubrimientos científicos que están surgiendo alrededor de la ginecología como ciencia médica, y su impacto en la prevención de diversas patologías que pueden llegar a ser graves o incapacitantes. La ginecología es capaz no sólo de detectar y tratar enfermedades en el sistema reproductivo de la mujer, sino de anticiparse y prevenirlas.

La ginecología figura entre las ciencias médicas que más ha evolucionado durante las últimas dos décadas. La ciencia que estudia el aparato reproductivo femenino, ha ido más allá del clásico tratamiento de patologías en los ovarios, el útero y la vagina,hasta llegar a descubrir métodos de prevención que han logrado salvar la vida de millones de mujeres a escala mundial.

La ginecología con sus avances no ha abarcado solamente el tema de la detección de problemas congénitos o sobrevenidos, sino que está basando sus tratamientos médicos en las mejoras de la calidad de vida de la mujer, atendiendo molestias relacionadas con el ciclo menstrual, el cambio hormonal o la actividad sexual.

La especialidad del área de salud figura entre las más demandadas. En consecuencia, la ginecología, que proviene del griego Ginaika que significa mujer,  es una de las especialidades médicas con mayor actividad en España, y una de las que ofrecemos en el cuadro médico de policlínica Marina.

El número de mujeres que están asistiendo a consultas ginecológicas periódicas ha crecido considerablemente, conforme los tratamientos de salud han arrojado resultados satisfactorios ya que a su vez ha disminuido la mortalidad femenina a causa de trastornos en el sistema reproductivo.

Como especialidad médico quirúrgica, la ciencia médica de la mujer  está avanzando hacia el tratamiento basado en fármacos y la eliminación de quistes en quirófano para recuperar  el sistema reproductivo. Esta ciencia está estrechamente ligada a la obstetricia, hasta el punto de que la mayoría de los ginecólogos, son también obstetras. La obstetricia atiende a la mujer durante su periodo de fertilidad (embarazo, parto, puerperio).

Aunque se han relacionado, es necesario destacar que hay diferencias entre ambas especialidades médicas, aunque las dos atiendan a la mujer. La ginecología busca, estudia y trata patologías en el sistema reproductivo, mientras que la obstetricia lo hace únicamente durante el periodo del embarazo.

La razón por la que las mujeres están cumpliendo más fielmente sus consultas ginecológicas radica en los avances de esta especialidad en la prevención de problemas de salud graves o incapacitantes. A continuación tres de los más relevantes que puedes prevenir:

Cáncer

Es un grupo de enfermedades que cursan con un proceso descontrolado en la división de las células corporales, formando una masa anormal de tejidos, cuyo crecimiento excede al de otros tejidos en el organismo. Existen cánceres relacionados directamente con el sistema reproductivo de la mujer como el cáncer de cuello uterino, el cáncer de mama y el cáncer de ovario. La Sociedad Española de Oncología nos informa que desde el año 2012 este tipo de cáncer es la primera causa de muerte de la mujer en España.

Aunque el cáncer de mama posteriormente es remitido al oncólogo, suele ser descubierto en su primera fase en la consulta ginecológica. El ginecólogo privado  hace una revisión exhaustiva de la paciente e indaga acerca de la clínica de síntomas para determinar si hay riesgo de presentar esta patología.

Por lo general, en la consulta ginecológica semestral se hace un tacto del seno para determinar si hay acumulaciones de riesgo. El ginecólogo también suele solicitar exámenes de rutina para prevenir el cáncer de mama o lograr una atención temprana y la posterior mejoría del paciente. Actualmente, el cáncer de mama está siendo cada día más controlado, como consecuencia de las consultas ginecológicas frecuentes.

El cáncer de cuello uterino sin duda constituye también un riesgo importante para la mujer, en especial a partir de los 40 años, por cambio en el epitelio. Se sabe que esta patología está asociada a enfermedades en el sistema reproductivo femenino como el VPH (Virus de Papiloma Humano) y otras enfermedades como las infecciones frecuentes o los embarazos múltiples. , las cuales son tratadas y controladas por el ginecólogo privado en sus etapas pre malignas y pre invasivas, dentro del tratamiento en la clínica ginecológica, cuando la paciente hace sus consultas ginecológicas periódicas. De manera que, uno de los pasos fundamentales para la prevención de estos tipos de cáncer es la visita regular al ginecólogo.

Las estadísticas de la Sociedad Española de oncología Médica reflejan que el 28,99% de los casos de cáncer registrados en mujeres en el país corresponden a cáncer de mama, mientras que el 3,72 corresponde a cáncer del sistema reproductivo.

Infertilidad

Como ya sabrás, la infertilidad femenina suele estar ligada a componentes genéticos, algunos de los cuales son inclusive imposibles de tratar, como daños en las Trompas de Falopio o niveles muy bajos de producción de óvulos a causa de tumores o desbalance hormonal por problemas en la glándula tiroidea.

Sin embargo, muchos casos de infertilidad en la mujer son provocados por factores externos de los cuales las mujeres no reciben mayor información. Así, muchas mujeres que no cumplen con sus consultas ginecológicas frecuentes se deben enfrentar la infertilidad por falta de prevención.

En la consulta médica el ginecólogo privado podrá controlar el aparato reproductivo de la mujer, atacando cualquier factor de riesgo que pueda incidir en el proceso de embarazo, prescribir hormonas femeninas para balancear el sistema reproductivo, dar suplementos para la fertilidad, ofrecer técnicas para aumentar la posibilidad de embarazo y atender eficazmente infecciones que puedan estar impidiendo el embarazo en la mujer, atender patologías causadas por drogas o fármacos o evitar enfermedades de trasmisión sexual detectadas por medio de biopsias.

Crecimiento de quistes en los ovarios

Muchas mujeres sufren debido al descontrol de su sistema reproductivo, como consecuencia del crecimiento de quistes en los ovarios. Por lo general, son malformaciones de tipo benignas, pero que pueden terminar siendo de riesgo para la mujer cuando se producen complicaciones posteriores.

Suelen ser bolsas de líquido acumulado en el área de los ovarios que se presentan a consecuencia del ciclo menstrual.

Los quistes en los ovarios son fácilmente detectados por el ginecólogo privado en Policlínica Marina  durante las consultas de rutina y también son tratados por el especialista con fármacos hormonales. Los ginecólogos suelen detener o aminorar la producción de óvulos para disminuir la producción de quistes o promover su eliminación.

Muchos quistes en los ovarios no son detectados a tiempo y son un factor de riesgo para otras patologías a nivel del sistema reproductivo femenino, la mejor forma de evitarlo es visitando regularmente una clínica ginecológica.